investigacioncoronavirus.com.

investigacioncoronavirus.com.

Nuevos fármacos en desarrollo para el tratamiento del coronavirus

Nuevos fármacos en desarrollo para el tratamiento del coronavirus

En medio de la pandemia del coronavirus, la búsqueda de un tratamiento efectivo es una prioridad para la comunidad científica. A medida que el número de casos positivos continúa aumentando en todo el mundo, varias empresas farmacéuticas han redoblado sus esfuerzos para desarrollar medicamentos que podrían ser efectivos para tratar la enfermedad COVID-19. En este artículo, exploramos los nuevos fármacos que se están desarrollando para el tratamiento del coronavirus.

Remdesivir

Uno de los medicamentos más prometedores en desarrollo es Remdesivir. Originalmente desarrollado por la farmacéutica Gilead para tratar el ébola, el medicamento ha demostrado actividad contra el coronavirus en estudios en animales y humanos. En un estudio publicado en el New England Journal of Medicine, se encontró que más del 80% de los pacientes con COVID-19 grave que recibieron Remdesivir mejoraron.

Remdesivir es un inhibidor de la RNA-polimerasa, una enzima que el virus necesita para replicarse en las células huésped. Al inhibir la RNA-polimerasa, se detiene la replicación viral y se puede reducir la carga viral en el cuerpo. Gilead ha solicitado la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y está trabajando con agencias reguladoras de todo el mundo para hacer que el medicamento esté disponible para los pacientes lo antes posible.

Regeneron’s REGN-COV2

Otro fármaco en desarrollo es REGN-COV2, un cóctel de anticuerpos desarrollado por la empresa de biotecnología Regeneron. El medicamento se basa en anticuerpos de pacientes con COVID-19 que se han recuperado. Regeneron clonó y combinó los dos anticuerpos más efectivos para crear REGN-COV2.

Regeneron espera que los anticuerpos sean capaces de neutralizar al virus y detener su propagación en el cuerpo. En los primeros estudios en pacientes hospitalizados con COVID-19, la terapia redujo la carga viral y mejoró los síntomas en pacientes no graves y graves. Regeneron ha recibido una subvención de $ 450 millones del gobierno de los Estados Unidos para producir y suministrar REGN-COV2.

Favipiravir

Favipiravir, un antiviral desarrollado por la empresa farmacéutica japonesa Fujifilm, tiene como objetivo inhibir la ARN-polimerasa del virus. El medicamento ha sido aprobado para uso en Japón y China para el tratamiento de la gripe, y actualmente se está probando en varios estudios clínicos para el tratamiento del coronavirus.

En un estudio en pacientes con COVID-19 en China, se encontró que los pacientes tratados con Favipiravir tenían una recuperación más rápida que los pacientes no tratados. Sin embargo, los resultados aún no han sido revisados por expertos independientes. Fujifilm está trabajando para aumentar la producción de Favipiravir para satisfacer la creciente demanda.

Lopinavir / Ritonavir

Lopinavir y Ritonavir, utilizados en combinación como tratamiento contra el VIH, han sido investigados como un posible tratamiento para el coronavirus. Los medicamentos se dirigen a proteasas, enzimas que son esenciales para que el virus se replique.

Sin embargo, varios estudios han cuestionado la eficacia de los medicamentos en el tratamiento de COVID-19. En un estudio en pacientes en China, se encontró que el tratamiento no mejoró el tiempo de recuperación o la supervivencia en comparación con el tratamiento estándar. Otro estudio en pacientes en el Reino Unido no encontró ningún beneficio en pacientes hospitalizados.

Conclusiones

A medida que la pandemia del coronavirus continúa extendiéndose, la búsqueda de un tratamiento efectivo es más importante que nunca. Los medicamentos descritos anteriormente son solo algunos de los muchos que se están desarrollando y probando actualmente. Si bien algunos medicamentos han demostrado ser prometedores, como Remdesivir y REGN-COV2, otros como Lopinavir / Ritonavir no han demostrado ser efectivos. Solo el tiempo y los estudios adicionales permitirán determinar qué tratamientos son más efectivos para COVID-19.