investigacioncoronavirus.com.

investigacioncoronavirus.com.

La administración de plasma para tratar el coronavirus

La administración de plasma para tratar el coronavirus

Introducción

La pandemia del COVID-19 ha sido uno de los mayores desafíos de nuestra generación. Desde que se detectó el primer caso en Wuhan, China en diciembre de 2019, se ha extendido a más de 200 países en todo el mundo, infectando a millones de personas y causando cientos de miles de muertes. Los científicos y médicos de todo el mundo han luchado para encontrar una cura y un tratamiento eficaz para la enfermedad.

Una de las terapias de tratamiento que se ha investigado es la administración de plasma convaleciente, que se ha utilizado en otras enfermedades infecciosas antes. En este artículo, discutiremos qué es el plasma convaleciente, cómo se ha utilizado en otras enfermedades, como se ha utilizado hasta ahora en la pandemia del COVID-19, y lo que sabemos hasta ahora sobre su eficacia.

¿Qué es el plasma convaleciente?

El plasma convaleciente es el líquido acelular que queda después de que se retire la célula completa de la sangre de una persona convaleciente de una enfermedad infecciosa. El plasma contiene anticuerpos que se han desarrollado para combatir la infección.

El plasma convaleciente se ha utilizado en el pasado para tratar otras enfermedades infecciosas, como la pandemia de influenza de 1918, la epidemia de SARS en 2003, y la epidemia de MERS en 2012. La idea detrás del uso del plasma convaleciente es que los anticuerpos en el plasma pueden ayudar al cuerpo a luchar contra la infección al atacar directamente al virus.

¿Cómo se utiliza el plasma convaleciente en el tratamiento del COVID-19?

Debido al aumento de casos de la pandemia del COVID-19, los investigadores comenzaron a estudiar si el plasma convaleciente podría ser una terapia efectiva contra el virus. La idea es que los anticuerpos en el plasma podrían ayudar a los pacientes con COVID-19 a combatir la infección al atacar directamente al virus.

La terapia con plasma convaleciente implica la recolección de plasma de personas que se han recuperado de COVID-19 y han desarrollado anticuerpos contra el virus. Este plasma se transfunde en pacientes que están gravemente enfermos con COVID-19.

¿Qué sabemos hasta ahora sobre la eficacia del plasma convaleciente en el tratamiento del COVID-19?

La administración de plasma convaleciente ha sido autorizada para uso de emergencia en los Estados Unidos por la FDA desde abril de 2020, pero su eficacia aún se está evaluando. Hasta la fecha, los estudios han dado resultados mixtos en cuanto a su eficacia.

  • Un estudio de mayo de 2020 publicado en la revista Jama sugiere que el plasma convaleciente puede mejorar los resultados clínicos en pacientes con COVID-19
  • Otro estudio en agosto de 2020 en la Shanghai Public Health Clinical Center, encontró que el plasma convaleciente no mostró mejoras significativas en los pacientes con COVID-19
  • Un estudio en julio de 2020 del Hospital General de Massachusetts encontró que los pacientes con COVID-19 que recibieron transfusiones de plasma convaleciente con altos niveles de anticuerpos fueron significativamente menos propensos a morir o necesitar ventilación mecánica

Mientras que la eficacia del plasma convaleciente en el tratamiento del COVID-19 sigue siendo incierta, los ensayos clínicos continúan en curso para encontrar evidencia adicional.

Conclusión

Sin duda, la pandemia de COVID-19 ha presentado numerosos desafíos en la lucha contra la enfermedad. Si bien la terapia con plasma convaleciente ha sido utilizada en el pasado con éxito al tratar otras enfermedades infecciosas, su eficacia en tratar la COVID-19 sigue siendo incierta.

Los estudios han dado resultados mixtos, con algunos pacientes mostrando mejorías significativas mientras que otros no experimentan cambios notables. Sin embargo, como la pandemia continúa, es importante que los investigadores continúen evaluando la eficacia del plasma convaleciente y otras terapéuticas en el tratamiento de COVID-19.

Es importante recordar que la prevención sigue siendo la mejor estrategia para combatir la pandemia. Se espera que la vacuna contra el COVID-19 sea una herramienta crucial en la lucha contra la enfermedad. Mientras tanto, es importante seguir las medidas de distanciamiento social, utilizar mascarillas y lavarse las manos regularmente para prevenir la propagación del virus.