investigacioncoronavirus.com.

investigacioncoronavirus.com.

COVID-19 y problemas respiratorios preexistentes: lo que hay que saber

COVID-19 y problemas respiratorios preexistentes: lo que hay que saber

La pandemia del COVID-19 ha afectado a millones de personas en todo el mundo. Mientras que los síntomas iniciales pueden parecerse a los de un resfriado leve, el virus puede causar complicaciones graves en personas con problemas respiratorios preexistentes. Estos son algunos de los problemas pulmonares que pueden poner a las personas en riesgo.

Asma

Las personas con asma tienen una mayor probabilidad de desarrollar complicaciones graves con COVID-19. La enfermedad puede afectar los bronquios, las vías respiratorias que transportan el aire hacia y desde los pulmones, lo que hace que sea difícil respirar. Las personas con asma también tienen una inflamación crónica en los bronquios, lo que puede aumentar su riesgo de contraer infecciones respiratorias. Es importante que las personas con asma continúen tomando sus medicamentos y se aseguren de tener suficientes suministros para tratar cualquier exacerbación de los síntomas.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

La EPOC es una enfermedad pulmonar progresiva que dificulta la respiración. Los fumadores son los más afectados por esta enfermedad. Las personas con EPOC tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves con COVID-19, ya que ya tienen una menor capacidad respiratoria. Además, muchos pacientes con EPOC también tienen otros problemas de salud, como enfermedades cardíacas o diabetes, que aumentan aún más su riesgo de enfermarse gravemente por COVID-19.

Fibrosis pulmonar

La fibrosis pulmonar es una enfermedad que causa daño a los tejidos de los pulmones y crea cicatrices. Esta cicatrización causa dificultad para respirar. La fibrosis pulmonar puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo infecciones respiratorias, exposición a ciertas sustancias y efectos secundarios de ciertos medicamentos. Las personas con fibrosis pulmonar tienen un riesgo más alto de desarrollar complicaciones graves con COVID-19.

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es una de las principales causas de muerte relacionada con el cáncer en todo el mundo. Las personas con cáncer de pulmón tienen un sistema inmunológico debilitado, lo que significa que es más difícil para sus cuerpos combatir las infecciones. Además, muchas personas con cáncer de pulmón también han sido tratadas con quimioterapia o radioterapia, lo que puede debilitar aún más su sistema inmunológico. Es importante que las personas con cáncer de pulmón consulten a su médico acerca de sus riesgos específicos y las medidas que deben tomar para protegerse de COVID-19.

¿Qué pueden hacer las personas con problemas respiratorios preexistentes para protegerse?

A pesar de los riesgos adicionales asociados con COVID-19, hay acciones que las personas con enfermedades pulmonares crónicas pueden tomar para protegerse:

  • Mantener una distancia física adecuada de otras personas
  • Lavado frecuente de manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos
  • Usar una mascarilla en lugares públicos o cuando no es posible mantener una distancia física adecuada
  • Evitar las grandes reuniones y los lugares concurridos tanto como sea posible
  • Continuar tomando sus medicamentos según lo prescrito por su médico
  • Evitar el contacto cercano con personas enfermas

Es importante recordar que estos consejos también deben ser seguidos por personas sin problemas de salud preexistentes, ya que pueden ayudar a prevenir la propagación del virus.

Conclusión

COVID-19 es una enfermedad que puede causar complicaciones graves en personas con enfermedades respiratorias preexistentes. Las personas con asma, EPOC, fibrosis pulmonar y cáncer de pulmón tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente por COVID-19. Sin embargo, hay medidas que pueden tomar para protegerse, tales como mantener el distanciamiento social, lavarse las manos con frecuencia, usar una mascarilla en lugares públicos y evitar grandes reuniones. Es importante consultar a su médico acerca de los riesgos específicos y las medidas que deben tomar para protegerse.