investigacioncoronavirus.com.

investigacioncoronavirus.com.

¿Cómo puede la terapia de plasma ayudar en casos graves de COVID-19?

¿Cómo puede la terapia de plasma ayudar en casos graves de COVID-19?

La pandemia del COVID-19 ha afectado a todo el mundo, con millones de personas infectadas y cientos de miles de vidas perdidas. A medida que la lucha contra el virus continúa, los expertos médicos están considerando diferentes terapias y opciones de tratamiento para ayudar a los pacientes a recuperarse del virus. Uno de los tratamientos que se está investigando es la terapia de plasma. En este artículo, exploramos cómo puede la terapia de plasma ayudar en casos graves de COVID-19.

¿Qué es la terapia de plasma?

La terapia de plasma es un tratamiento médico que involucra la transfusión de plasma sanguíneo de donantes que han sobrevivido a una enfermedad específica a pacientes que actualmente están luchando contra la misma enfermedad. El plasma sanguíneo es la parte líquida de la sangre que contiene proteínas importantes como anticuerpos y coágulos que ayudan a nuestro cuerpo a combatir infecciones.

¿Cómo funciona la terapia de plasma?

Cuando una persona se recupera de una infección viral, su cuerpo desarrolla anticuerpos específicos que lo protegen contra futuras infecciones. Al transferir plasma sanguíneo de un donante convaleciente a un paciente infectado, se le entregan anticuerpos que pueden ayudar a combatir la infección presente.

En el contexto de COVID-19, los médicos están investigando la terapia de plasma como una opción de tratamiento, ya que se sabe que los pacientes recuperados producen altos niveles de anticuerpos contra el virus.

¿Cómo se lleva a cabo la terapia de plasma?

El proceso de terapia de plasma es relativamente simple. Los pacientes recuperados de COVID-19 pueden donar su sangre, que luego se separa en componentes. El plasma obtenido se transfunde posteriormente a pacientes gravemente enfermos que se encuentran luchando contra el virus.

Para que un paciente elegible reciba terapia de plasma, debe cumplir ciertos criterios. Primero, el paciente debe estar infectado con COVID-19 y estar hospitalizado en un estado crítico. Además, los pacientes deben dar su consentimiento para recibir el tratamiento y no tener contraindicaciones específicas.

¿Qué dicen las investigaciones?

Los estudios preliminares sugieren que la terapia de plasma puede ser efectiva en el tratamiento de COVID-19. Un estudio publicado en la revista científica Jama en junio de 2020 sugiere que la terapia de plasma puede ser segura y efectiva para pacientes con COVID-19 gravemente enfermos.

El estudio evaluó a 25 pacientes que recibieron terapia de plasma y encontró que el tratamiento fue bien tolerado y no se observaron efectos secundarios graves. Además, el estudio encontró que el 20% de los pacientes recuperaron la función pulmonar, lo que sugiere una mejoría en la salud.

El estudio no fue el primero en examinar la terapia de plasmas. Los estudios anteriores en otros pacientes infectados con otras enfermedades virales como la influenza y el ébola sugieren que el tratamiento puede ser seguro y efectivo.

¿Cuáles son las limitaciones de la terapia de plasma?

Si bien la terapia de plasma puede ofrecer una nueva modalidad de tratamiento para pacientes con COVID-19, hay algunas limitaciones que deben tenerse en cuenta. Primero, la terapia de plasma es un tratamiento pasivo que depende de anticuerpos específicos que existen en la sangre de un donante convaleciente. La efectividad del tratamiento puede ser limitada por la cantidad y calidad de anticuerpos disponibles en el plasma del donante.

Además, la terapia de plasma puede no funcionar para todos los pacientes, ya que cada infección viral se presenta de manera diferente en cada persona. Algunos pacientes pueden no responder al tratamiento, mientras que otros pueden requerir varias transfusiones para ver una mejora en su salud.

Por último, la producción y recolección de plasma de donantes convalecientes es un proceso complicado que requiere tiempo y recursos. Si bien la terapia de plasma puede proporcionar una nueva opción de tratamiento, también puede ser una opción limitada que puede no estar ampliamente disponible para todos los pacientes que lo necesiten.

Conclusiones

Si bien la terapia de plasma aún necesita ser mejor explorada, parece ser una opción prometedora en el tratamiento de COVID-19. Si eres un paciente hospitalizado con COVID-19, es importante hablar con tu médico sobre si la terapia de plasma es una opción adecuada de tratamiento para ti.

En general, también es importante seguir las medidas de prevención y tomar precauciones para evitar la propagación del virus. Lave sus manos con frecuencia, use una mascarilla en público y practique el distanciamiento social. Juntos, podemos limitar la propagación del virus y ayudar a mantenernos a nosotros mismos y a nuestras comunidades seguras y saludables.